Refugiados sirios caminan contrarreloj hacia la frontera con Alemania