Austria cree que es momento de poner fin a la apertura de fronteras