Múnich, la ciudad alemana que prefieren la mayoría de los refugiados