Desesperación en la estación Keleti (Budapest) por coger el tren hacia Alemania