Varias ONG denuncian la situación en los campos de refugiados