Los refugiados centran el cara a cara entre Merkel y Schulz, que gana la canciller