El debate entre el ‘si’ y el ‘no’ se calienta