Un hombre confiesa haber matado a cuatro cachorros arrojándolos por las escaleras