El primer ministro sirio sobrevive a un atentado con bomba