El primer ministro de Israel se suma al baile de la gallina junto con Netta, ganadora de Eurovisión