El presidente de Italia asegura que está "a punto de abandonar el cargo"