Los políticos en Ucrania resuelven sus discrepancias a golpes