La policía da el alto a un conductor y resulta ser Batman