Un policía abate a un caníbal cuando se comía el rostro de un vagabundo en una autopista de Miami