La policía cree que el escándalo de la pedofilia en el fútbol británico afecta a 98 clubes