La policía portuguesa golpea brutalmente a un padre delante de su hijo