La playa privada de los Gadafi, enclave rebelde