A golpes y patadas en Perú para resolver los conflictos pendientes del año