Miles de personas desafían el plazo dado por Erdogan y continúan sus protestas