Una pareja en estado grave en Reino Unido por el efecto de una sustancia desconocida