El Papa se acerca a los fieles de Dublín