Un niño palestino, detenido por soldados israelíes, símbolo de los enfrentamientos en Cisjordania