Una oveja desata el pánico en un mercado de Londres