El nuevo líder talibán acepta la declaración de lealtad de Al Qaeda