El ensayo norcoreano, una "grave violación" de las obligaciones internacionales