Dos niños, de 4 y 5 años, y su bisabuela, víctimas de los incendios en California