Usada para matar con 10 años