Asesinado por la Policía en un tiroteo: confundieron su móvil con un arma