Una reyerta en una cárcel de Manaos (Brasil) se salda con 60 muertos