El montaje entre una pareja y un mendigo para recaudar fondos: "Era una historia demasiado buena para ser real"