Terribles imágenes del momento en el que el camión de Estocolmo pasa a toda velocidad