Una modelo pierde una mano y un ojo al golpearse con la hélice de un avión