La tensión bélica aumenta en torno a la península coreana