El primer ministro ucraniano advierte de que los que incumplan la ley serán castigados