Una niña afgana, vendida con siete años para pagar una deuda de su padre