Los métodos de la Policía estadounidense, a golpe de descarga eléctrica delante de sus hijos