Un mecánico de EgyptAir colocó la bomba en el avión ruso estrellado en el Sinaí