Una niña de ocho años muere en la noche de bodas tras sufrir una hemorragia interna