El matrimonio homosexual da el pistoletazo de salida a la campaña en Estados Unidos