El FBI cuenta ya con las imágenes de dos sospechosos