La madre de una de las rehenes de Sidney: “por favor recen por mi hija”