Una madre de 23 años pierde 60 kilos de peso porque se sentía "avergonzada"