Macron, con más apoyo en los núcleos urbanos