El expresidente brasileño Lula da Silva no podrá presentarse a las elecciones por su condena de corrupción