Así amanece Londres tras el ataque en el que han muerto siete personas