Las lluvias dejan cientos de desalojados y enormes pérdidas en Argentina y Uruguay