El fuego se extiende por Winter Hill, en Inglaterra