Los líderes latinoamericanos viajan a La Habana para reunirse con Chávez