Los líderes del G-7 apuestan por el "diálogo" con Rusia