Peor ladrón imposible: roba un móvil y sale corriendo hacia una comisaría…